Desierto

Si su producción requiere de escenarios áridos o desérticos, México tiene una gran diversidad de opciones para cristalizar la visión del cine-realizador.

México cuenta con grandes regiones desérticas, en su mayoría compuestas por llanos cubiertos de pastizales hasta dunas que parecen no tener fin y escarpadas laderas de montañas.

Sus buscadores de locaciones encontrarán terrenos áridos y arenosos, semejantes a los del suroeste americano, en los desiertos del norte de México. Los conforman dunas como las del Sahara, pero en su mayoría están constituidos por superficies sólidas muy erosionadas. Los más extensos desiertos se encuentran en la península de Baja California, Coahuila, Chihuahua, Durango y Sonora. En el norte y el noroeste del país se pueden localizar zonas semiáridas, con escasos pastos y matorrales y proliferación abundante de cactus, así como zonas semidesérticas en el centro del país, como en el Estado de Querétaro.

Del centro a la punta norte del país, en México usted puede encontrar cualquier escenario, árido o desértico, para cualquier producción.

Ver galería