Selva

México tiene una de las selvas más hermosas del mundo, en la zona sur del país, y una de las más importantes debido a su gran pasado histórico, ya que fue ahí donde se desarrollaron las principales culturas prehispánicas de Mesoamérica.

Las selvas tropicales de los estados de Chiapas, Campeche, Oaxaca, Quintana Roo, Tabasco y Veracruz guardan gran similitud con los llamados "bosques de lluvia" amazónicos o las junglas africanas. Por su parte, el bosque de lluvia más exuberante de México es la Selva Lacandona en Chiapas que, junto con el bosque lluvioso del Petén en Guatemala, forma parte del área más grande de bosque lluvioso al norte del Amazonas. Las 330 mil hectáreas de la reserva de la biósfera Montes Azules, en el corazón de Lacandona, poseen por lo menos la mitad de los bosques de lluvia en México.

El país ofrece también superficies semejantes a las selvas de Indochina en ciertas áreas costeras de los estados de Jalisco, Nayarit, Campeche, Guerrero y Oaxaca. También ofrece una abundante selva subtropical, compuesta por matorrales y árboles de tamaño medio, similar a la sabana de África, en el área que abarca la península en ciertas áreas costeras de los estados de Jalisco, Nayarit, Campeche, Guerrero y Oaxaca, superficies semejantes a las selvas de Indochina.

México tiene todas las selvas del mundo en un solo país. Son escenario único para la acción y la aventura: luces, cámara, acción.

Ver galería